Esta es la entrevista realizada a Enric Puig Punyet, doctor en filosofía, impulsor de InstitutInternet.org y experto en adicción a la red y también autor de " La gran adicción. Cómo sobrevivir sin internet y no aislarse del mundo" ( Arpa)

«¿Qué señales nos indican que alguien sufre una adicción a internet? Si te digo que un amigo tiene una sustancia en el bolsillo y la consume unas 150 veces al día y que si se aleja de ella más de un metro le entra mono, me dirás que esta persona es un adicto a esta sustancia. Esto es lo que nos está ocurriendo con nuestros smartphones».

«Internet es una droga socialmente normalizada porque venimos de un discurso en el que la red siempre se concebía como algo beneficioso».

«Para desengancharse de internet lo primero es tomar consciencia de que no es una herramienta neutra. La red está configurada para generar dependencia. El objetivo es que haya el mayor tráfico posible y por ello ofrecen contenido gratuito. Al consumirlo obtienen nuestros datos que luego venden a terceros». 

«En muchos casos, los más jóvenes se están percatando de los problemas de adicción que no habían percibido las generaciones anteriores. Puede ser que haya cierta tendencia social hacia la desconexión o a la percepción más crítica del uso de estas tecnologías».

«Lo que reposa bajo las redes sociales es la mercantilización de los sueños, anhelos y miedos del ser humano. Juegan con nuestras ansias de reconocimiento y socialización. Muchas veces se plantean como un sustituto de la propia realidad cuando realmente es una fórmula, en gran parte muy pensada, que se aprovecha de todos estos anhelos».

«Las movilizaciones sociales no se dan gracias a las redes sociales aunque es cierto que internet ha sido el canal que ha promovido algunas de ellas, no las ha acentuado. Sin embargo, sí creo en el atontamiento que han provocado en ciertos sectores de la sociedad y en la sensación de que la denuncia a través de la red es suficiente como para no hacer nada más».

«Google es la herramienta de control más poderosa de todos los tiempos, aquella que todos los sistemas totalitarios habrían deseado. En cierta manera ha pasado a ser la empresa de publicidad y de gestión de datos más poderosa de toda la historia».

«Confío en que la red prospere hacia direcciones más maduras, que no prioricen tanto al individuo y en las que se cuestione la estricta participación a la que te ves abocado»

  • Érguete e corre

    Animate a participar en la carrera solidaria

    Lee mas